martes, septiembre 06, 2005

Un nuevo triunfo... Un nuevo record

Aún faltan unos días, semanas tal vez, para que Alonso se haga merecedor del trofeo del Mundial de Fórmula 1 del 2005. Estadísticamente se puede decir que ya lo está acariciando, y sólo una desgracía podría hacer que esto no fuera así. Como no me gusta adelantarme a los hechos, no voy a decir que ya tiene el trofeo en sus manos, porque no es así, pero está claro que lo tiene ahí e imagino que su madre, su hermana, su padre.. o los tres a la vez, ya estarán haciendo un hueco en alguna vitrina de casa para colocarlo.

Sabido es que admiro al Nano, el año pasado tuve muchas disputas cuando me encontraba con gente que le criticaba (este año no ha sido diferente a pesar de todo), con gente que no apreciaba su valía.. demostrado está que vale, y mucho.

- Record por ser el más joven en lograr una pole-position en la F1.
- Record por ser el más joven en ganar un GP de F1.
- Record en unos días, cuando sea el más joven en ganar un Mundial de F1.
- Y ahora record también por ser el más joven en obtener un Premio Príncipe de Asturias.

Imagino que esto tiene que hacerle una ilusión bien parecida a la que tiene cuando gana en su deporte. Y más siendo un premio entregado en su tierra, en la tierra que tanto le apoya y le sigue con su bandera, porque en parte tenemos mucho que agradecerle, la bandera de Asturias es conocida mundialmente (no creo que la de Madrid lo sea), está haciendo que nuestro nombre suene por todos los países en los que compite, y está haciendonos vibrar domingo tras domingo, porque un fin de semana sin un GP ya no es lo mismo...

Centrándome en el Premio Príncipe de Asturias, y en respuesta a quienes le vayan a criticar, que haberlos hailos... No es enchufe, el jurado no se compone de asturianos aunque el Premio se entregue aquí y lleve el nombre de Asturias, que en realidad es el nombre del Príncipe. Y, ¿porqué se lo merece? pues porque como muy bien han dicho los que le han galardonado, es un ejemplo a seguir para los jóvenes, un espíritu de lucha por lograr un sueño nada fácil, donde la competitividad va al máximo, por el sacrificio que le ha conllevado (no sólo a él, si no a toda su familia), porque con pocos recursos económicos es muy difícil practicar un deporte que mueve tanto dinero; porque hacía varias veces al mes viajes en coche con su padre de chófer para competir en otros países, y él iba atrás haciendo los deberes y estudiando, porque su vida no era sólo la Fórmula Uno y había que cumplir con los demás quehaceres. En resumen, como ha dicho el presidente del jurado, Juan Antonio Samaranch "su trayectoria es la consecuencia de la firme voluntad por el triunfo".

Palabras de Alonso al enterarse de la noticia:

-Como español y como asturiano es un orgullo entrar a formar parte de una lista de nombres que son, por sí mismos, nombres propios de la historia del siglo XX.

-Espero sinceramente que el recibir este premio de manos de S.A.R. el Príncipe de Asturias el próximo mes de octubre en Oviedo, suponga también un impulso para el conocimiento del deporte en el que participo.

¡¡FELICIDADES ALONSO!!

martes, agosto 16, 2005

Esos diminutos bichitos...

...que se hacen llamar arañas, cada día me parecen más repelentes. Supongo que esto es lo que se conoce con el nombre de ARACNOFOBIA.

Pero bueno, que más da una fobia más que menos. Tantas cosas coleccionables por el mundo, ¿porqué no coleccionar también los "miedos"? Si pudiese hacer una exposición con todos ellos, mi museo sería como el Museo del Prado de las fobias. Ya lo estoy viendo... un cartel en la entrada con mi cara de pánico y una araña inmensa a mi lado. Una vez dentro del museo tendríamos el recinto de la fobia a las alturas, de la fobia a los gusanos, de la fobia al agua, la fobia a volar, la fobia a la velocidad, etc.

Esta noche me estaba costando coger el sueño. Me había acostado a las 00:00, tan meticulosa como siempre. Y tras largos minutos dando vueltas decidí mirar el reloj, era la 01:05. Vuelta a apagar la luz y a intentar conciliar el sueño, que al día siguiente había que levantarse temprano. Vueltas, más vueltas.. y cuando la tranquilidad se apodera de mi un cosquilleo en la mano, algo estaba caminando por encima mío. Pienso en dar la luz y ver que era, pero ¿para qué? seguramente habría sido una mosca que estaba de paseo, un mosquito era imposible, no había escuchado sus molestos zumbidos sobre mi oreja. No me quedo agusto, a ver si después de tanto tiempo intentando dormirme, justo en el momento cumbre viene el mosquito a revolotear sobre mi cabeza y me despierta.. Decido dar la luz, y justo en ese momento vuelvo a sentir otro cosquilleo, esta vez en el otro brazo. JODEEEEEER!!!! pues menos mal que al final espabilé, si no esa cabrona de araña me come viva. Empiezo a dar saltos como una loca, mordiéndome la lengua para no gritar y despertar a todo el vecindario, la sacudo, cae entre mis sábanas y a zapatillazos una y otra vez consigo terminar con ella. Al final quedó hecha un auténtico puzzle, una pata por aquí, un no se que por allá... jódete cabrona, ya se de donde venían todos esos granos!!!

Qué decir tiene que lo pasé verdaderamente mal, aunque el hecho de haberme pillado medio sobada amortiguó un poco el susto. Días antes, sentada en la terraza de mi casa del pueblo, ocurrió algo parecido. Una "gata" ( así se llaman allí, pero la verdad es que ese nombre no termina de convencerme, viene a ser un gusano peludo y por lo visto venenoso) se paseaba pegajosamente por mi pierna. Mi pantalón era fino y se pegaba a la pierna, así que esa asquerosa criaturilla de Dios podría hincarme sus ¿dientes? en cualquier momento. Ahí estuve lista, con los dedos de ambas manos haciendo de pinzas conseguí estirar el pantalón tanto hasta hacerlo un par de tallas mayor, ese rastrero ser ya no me tenía al alcance, pero no se despegaba. "DAVID, DAVID, QUITAMELOOOOOOO, QUITAMELO POR DIOSSSSSSSS!!!!!" El otro con cara de tonto, "¿cómo? ¿qué hago? ¿y si me pica a mi?" - "Coño!! que tu eres de pueblo, algo sabrás!! QUITAMELO YAAAAAAAAAAA!!!!!!!!" Toalla en mano, ris, ras, un par de sacudiones y en mi pantalón solo quedaron las marcas de mis pinzantes y nerviosos dedos.

Pero de lo malo, no están tan mal mis reacciones. Es ley de vida, ellos se pasean por donde no deben, pican donde no deben, muerden donde no deben (una vez tuve la suerte de recibir el cruel mordisco de una hormiga en la punta de mi lengua, increible la fuerza que tienen las jodías), y nosotros (seres superiores, cagados pero superiores) les convertimos en pedazos. Aunque hay gente que, si esta noticia es verdad, tiene otras formas de combatir a sus diminutos enemigos:

"Una mujer suiza estaba sola en su oficina. Se había quedado trabajando hasta tarde en las dependencias de un edificio del distrito de Pfaeffikon, cercano a Zurich, cuando vio una araña. El pánico la llevó a subirse a su escritorio y llamar a la policía desde su teléfono celular. Dijo que un ladrón había ingresado al recinto.

Cuando llegó la policía ella admitió haber mentido acerca del criminal. Los dos oficiales atraparon al invertebrado y le advirtieron a la mujer sobre su conducta pero no se le levantaron cargos por denuncia fraudulenta.

La araña fue liberada en un parque lindante a las oficinas."

Espero que no me llegue ese día :)